Una familia oriunda de Mendoza, sin saber una palabra de inglés, vendió todo lo que tenía y se fue a vivir a Detroit. Estuvieron a punto de ser deportados, pero con los años se estabilizaron y construyeron una cadena de negocios, entre ellos, una empresa de limpieza de cañerías que creció de manera exponencial. Y le pusieron Mr Poronga, está es su historia

EMIGRAR SIN NADA

Los 9 integrantes de la familia Muñoz llegaron como inmigrantes ilegales a los Estados Unidos y convivían con el peor de los miedos.

“Vivíamos 9 personas en dos ambientes. Nos cuidábamos mucho de no hacer ruido para que no nos echen y como no teníamos muebles, salíamos a manejar durante la noche para buscar en los contenedores  de basura algo que nos sirva”.


DEJAR TODO PARA EMPRENDER:

Gastón, el hijo del medio, recuerda que a la semana de llegar ya empezó a trabajar en uno de los locales de comidas rápidas en donde estaba su hermano Martín. Los dos eran muy aplicados y responsables en sus labores y fueron aprendiendo distintas tareas hasta alcanzar la gerencia del local un año más tarde.  Sin embargo dedicaban muchas horas al trabajo y empezaron a pensar en otro negocio que nos es demandara tanto y que pudiera ser rentable en Estados Unidos.

Advertisement

Tras mucho estudio del mercado, Martín, el hijo mayor, tomó coraje, se arriesgó, renunció y decidió incursionar en bienes raíces. Gastón no olvida que un día él mismo se apareció en el local en traje casi irreconocible y le dijo: “tomate dos semanas y retirate que ya encontré el negocio de nuestras vidas” y así arrancaron.

“Habíamos ahorrado 25 mil dólares más o menos y compramos una casa cerca de Detroit por 19 mil dólares. Una vez que la adquirimos, la acondicionamos para dejarla habitable y cuando la entregamos a un agente para que la ponga en venta, la vendieron a 119 mil dólares.  Hicimos los números y estábamos ganando 80-90 mil dólares en 3 meses. Algo que en el restaurante no lo íbamos a lograr nunca”.

Supieron de inmediato que se les había abierto una gran puerta. Tomaron la ganancia y empezaron a invertir en propiedades.

→ Nace Mr Poronga

Con las primeras transacciones notaron que uno de los grandes problemas eran los arreglos de las propiedades. Los profesionales cobraban mucho por su trabajo y entonces la plata no les rendía. Fue por eso que decidieron montar su propia empresa de arreglos para cubrir la puesta a punto de las casas. Compraron toda la maquinaria, contrataron gente y lograron hacer que los costos de reparaciones bajen un 70%. 

“En realidad, la compañía comenzó como una broma entre mi hermano y yo, y no pasó mucho tiempo para que nos diéramos cuenta de que el negocio de la limpieza de drenaje era muy lucrativo. Nuestro fuerte es en el sur del estado de Michigan. Hemos estado trabajando el nombre de la empresa cerca de dos años. Ahora tenemos 5 camionetas que dicen “Mr. Poronga” en el costado y a 8 yanquis que trabajan con nosotros”, cuenta Gastón

Respecto del particular nombre de la empresa, Federico dijo que “la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que significa el nombre. Siempre nos matamos de la risa al escuchar a un yanqui pronunciar el nombre. Nosotros solemos decir que es tan exitosa la empresa que Mr Poronga está en boca de todos”. Gastón se ríe a carcajadas cuando lo cuenta.

Hoy la familia Muñoz continua con sus negocios de compra y venta de propiedad y operando Mr Poronga.

Suscribite al Newsletter de Historias que inspiran.

Advertisement