Hablamos con Ramiro Gramajo de la marca Bacán. Él tiene la particularidad de haber creado un modelo de negocio que hoy es utilizado por muchos para reinventarse. ¡Y ya se está reinventando con otro nuevo modelo!

Cómo reinventarse en uno de los rubros más afectados por esta pandemia: la industria textil.

Gonzalo Otálora entrevistó al fundador de Bacán para el nuevo ciclo de Historias que inspiran, Reinventados.

-Gonzalo Otálora Contanos ¿cómo es tu modelo de negocio en Bacán?

Advertisement

Ramiro Gramajo: Bacán arrancó en el 2014 y entonces ya estábamos buscando modelos alternativos más actuales con respecto al consumo.    Empezamos a implementar modelos que se llaman Physical. Combinan tecnología con todo el aspecto “físico” que tienen los negocios tradicionales.

Creamos una plataforma que propone un servicio totalmente disruptivo: toma lo mejor del retail y lo mejor del e-commerce y acerca la experiencia de consumo a la casa de los usuarios. Este modelo se ve en Estados Unidos desde hace un par de años.

Acercar el shopping de manera personalizada.

Consiste de una plataforma muy simple. Seleccionás cómo te gusta vestirte para diferentes ocasiones a través de imágenes. Esa información la procesa un(a) especialista en moda, arma una caja con productos pensados exclusivamente para esa persona y lo envía a su casa.

Nuestro cliente recibe la caja. Se prueba la ropa. Decide qué cosas le gustan y se las queda y devuelve lo que no le gusta o no le interesa. Nosotros nos ocupamos de todo.

Claramente nuestra empresa apunta a personas que no disfrutan de la experiencia de shopping tradicional. Nosotros resolvemos esto.

Tenemos toda la información que necesitamos para armar una caja. Sabemos cuánto mide, cuánto pesa, qué tiene en su placar, qué compró, qué marcas le gustan, cuál es el rango de precios que está dispuesto a pagar por determinada prenda, etcétera.

Procesamos toda la información y la mejoramos con la interacción con los clientes. Nuestra propuesta es cada vez mejor en la medida que conocemos más a los usuarios.

-Están desarrollados con inteligencia artificial…

A todo el stock que gestionamos le metemos una capa de inteligencia para poder identificar las características principales de las prendas y eso lo contrastamos con la información del usuario.

También empezamos a meternos en temas de big data para tratar de entender comportamientos comunes.   Estamos apuntando a que con el paso del tiempo estos algoritmos sean cada vez más asertivos y empiecen a entender y a interpretar mucho mejor el estilo y los comportamientos de compra de los usuarios en función de su historial.

Sin embargo, no es una tarea fácil y todavía hay una cuota humana de intervención. La asesora está para darle un “tacho humano” a la experiencia y para intervenir en lugares en donde no llegue la tecnología

-¿Trabajan con público masculino y femenino?

Trabajamos con hombres y mujeres. Al principio pensamos que la propuesta sería más atractiva para el hombre porque -en general- el hombre es el que menos disfruta de la experiencia del shopping.

Estamos super sorprendidos con las mujeres. Encontramos un enorme público de mujeres que ya no tienen ni tiempo, ni ganas de dedicarle tanto esfuerzo y tienen otro tipo de expectativas de sus tiempos libres. El shopping fue quedando medio relegado.

Nos encontramos esta oportunidad de ofrecerle a muchas mujeres conocer marcas nuevas y cosas que quizás no están en el circuito tradicional. Las cajas llegan con prendas que tal vez no están en todos los shoppings y nos está resultando.

Nos encanta la interacción con la mujer. Tiene mucha más oportunidad de consumo de moda y encuentran en Bacán esta oportunidad de vestirse bien de manera simple.

-¿En qué países estás operando?

Abrimos operaciones en España y en Latinoamérica estamos solamente en Argentina.

Estamos tomando fuerza para ver si abrimos un nuevo país en la región y aprovechando esta oportunidad que se nos dio de manera forzada. Es un contexto que está haciendo que Bacán crezca a tasas muy altas, exponenciales. Queremos capitalizar este momento.

-¿Cómo era tu negocio antes de comenzar la cuarentena? y ¿cómo es ahora?

Nosotros veníamos creciendo con este formato de llevar el shopping a la casa de nuestros clientes.   Era un crecimiento orgánico. Estábamos bien, pero con un crecimiento lento.

Durante la cuarentena estuvimos excluidos en la primera habilitación de categorías porque no somos esenciales. Yo estaba bastante escéptico de cuál podría llegar a ser el futuro...una vez abierta esta restricción nos encontramos super sorprendidos…

-¿Tuviste una explosión de consumo?

Nosotros estuvimos cerrados un mes, sin operación. Nuestro modelo no nos permite vender online como alguna marca tradicional porque el formato es distinto.

Apenas arrancamos y comunicamos que estábamos de vuelta tuvimos que agrandar rápidamente el equipo de trabajo para poder cubrir la demanda. Estamos vendiendo más del doble que antes.

-A las empresas que son innovadoras siempre llega un momento que las terminan replicando. Entonces tienen que dar un paso más…¿cuál es el próximo paso de innovación que están dando?

El modelo obviamente es simple. Intentamos que sea lo más simple posible para el cliente. Queremos que todo fluya de manera natural. Atrás de eso hay muchos procesos internos y mucha tecnología. Bacán es un modelo que requiere mucha operación por detrás.

Podrán intentar replicar lo que estamos haciendo nosotros, “de manera casera” o “a muy baja escala” por así decirlo. Lo va a poder hacer pero se van a encontrar con una gran complejidad operativa.

YA SALIÓ REINVENTADOS, LOS QUE SE QUEDAN QUIETOS PIERDEN. UN MANUAL DE SUPERVIVIENCIA HIPER PRÁCTICO PARA ESTOS TIEMPOS DE PANDEMIA

Por otra parte, el e-commerce está creciendo pero no llega a cubrir las necesidades de facturación que tienen una marca. Además mucha gente tampoco está dispuesta a comprar online. Se ha avanzado mucho pero hay un público que está quedando fuera de este formato de consumo. Las marcas van a tener que desarrollar un nuevo canal de ventas.

Entonces vimos la oportunidad de ofrecer a las marcas el desarrollar un canal exclusivo  junto con nosotros. Armamos una plataforma B to B.

Esto les permite utilizar nuestra tecnología y nuestra experiencia para que podamos capacitar a su equipo y hacer un un soft landing de este nuevo modelo.

Podrán replicarlo rápidamente y vender con un formato distinto. Les ahorramos la complejidad de desarrollar este nuevo canal desde cero.

-Es una especie de franquicia para que repliquen el modelo Bacán a sus clientes…

Exactamente. Adaptamos -con un formato y una visión B to B- toda la tecnología que venimos desarrollando desde hace cuatro años en Bacán. Las marcas podrán desarrollar su propio canal con nuestra la asistencia y soporte tecnológico.

Por otro lado…seguimos pensando en nuevas tendencias y en seguir un paso adelante en innovación dentro de la categoría del Tech Fashion.

Miramos con muy buenos ojos la evolución del live streaming adaptado al shopping. Buscamos la manera de virtualizar la experiencia de shopping y tratar de llevarla a un plano real.

Hoy no está la posibilidad de entrar físicamente a un local a mirarlo. O de ir a un shopping a recorrerlo. Entonces nosotros podemos ser los ojos de los usuarios. Replicaremos esa experiencia.

Estamos armando una especie de mini-shopping. Tendremos colecciones de distintas marcas. Vamos a generar eventos para que los usuarios puedan disfrutar de contenido adicional. Ver todas las prendas desarrolladas por las marcas y a su vez poder comprar.

Es el concepto de Shop-Streaming. Involucra la experiencia virtualizada de compra, interacción con especialistas y la oportunidad de comprarte algo que te gustó mientras estás viendo un video.

-¿Cuándo lo piensan lanzar?

Ya lo estamos testeando. Lo estamos haciendo de manera personal. Nuestros usuarios tienen la posibilidad de pedir una caja como antes o agendar una entrevista con una asesora en formato de streaming.

Empezaremos a hacer eventos masivos en formato de live streaming. Vamos a utilizar las redes  para convocar a nuestra audiencia y llegar a la mayor cantidad de gente posible.

También estamos integrándonos con las marcas para poder tener información real del stock disponible.  Va a ser un marketplace de moda con un formato de comercialización en audiovisual.

En China hay un par de empresas que están haciendo esto de manera espectacular. Ellos

tienen lo que llaman host (anfitrión). Son vendedores con cierta expertise, como influencers que van a los locales y arman estos eventos.

La gente va interactuando y comprando. Consulta por la ropa, pide recomendaciones e incluso solicitan al anfitrión que se pruebe las prendas.

…servicio, recomendación, miro, lo pruebo y finalmente ¿cómo terminás comprando?

Instagram está lanzando el formato de live stream con la posibilidad de vincular las cosas que estás viendo con el botón de compra. Nosotros estamos trabajando sobre ese mismo concepto

¿Qué le dirías a alguien emprendedor o empresario que en este momento está angustiado, la está pasando mal o está deprimido? ¿Qué recomendás para que busque caminos de reinvención?

Mi consejo sería hacer todo el esfuerzo porque la industria encuentre un camino alternativo del cual venía trabajando tradicionalmente.    Probablemente muchos de los cambios que están sucediendo van a quedar. Por más que se vuelva a la normalidad en algún momento.

Va a haber gran oportunidad para negocios, empresas, formatos y canales nuevos. Creo que es la mejor oportunidad para explorarlas.

Que tengan la capacidad de mirar 10 años adelante. Probablemente gran parte de las cosas que estamos haciendo hoy van a modificarse. Empezar a mirar un poquito más el futuro y hacer el mayor esfuerzo para ir hacia ese lugar.

El consumidor en todas las categorías va a cambiar la forma de consumir, de consultar, de comprar y exige muchísimo a todos. Exige estar detrás de estas nuevas tendencias y dedicarle el tiempo y los recursos que necesita.

Creo que el esfuerzo va a tener su paga al final.




Advertisement