En los últimos meses el rubro de la belleza se vio muy complicado, muchas peluquerías cerraron y muchos profesionales están en crisis.

Sin embargo, también hay muchos profesionales que están generando ingresos en este momento ¿Por qué? porque encontraron el sistema que les permite ganar dinero aunque estén en pandemia, en crisis o en cualquier circunstancia.

Si vos trabajás en el negocio de la belleza y no estás facturando lo que necesitás. O querés vivir de tu pasión y que tu tijera se convierta en una fuente inagotable de ingresos: ¡esta entrevista es para vos! Va a cambiar tu vida y también tu economía.

Advertisement

Rodrigo Michelet lleva más de 30 años enseñando a medio millón de latinos a generar ingresos y vivir de su pasión. Tiene más de 35 libros escritos, es bestseller mundial en libros de belleza y su método permitió que muchos profesionales del mundo de la belleza hoy estén generando dinero. Hoy está presentando su nuevo libro: “Cómo lograr un negocio de belleza anticrisis y duplicar los ingresos”.

 Gonzalo Otálora: ¿Cómo lograste que más de 300 locales estén facturando y generando ingresos a pesar de las circunstancias?

Rodrigo: en el año 2001 estrené este modelo de negocio con una crisis en la que Argentina pasó por cinco presidentes en días. En esas circunstancias uno aprende un montón.
Ese período tan duro hasta cierto punto fue peor que una pandemia, desde lo económico, porque no había dinero en circulación

Eso me enseñó a generar muchas oportunidades de negocios dentro del mismo local. Un local siempre tiene los mismos gastos. Aprendí que es muy importante poder tener muchos ingresos con el mismo gasto.

La clave es tener más fuentes de ingresos dentro del mismo local.

Cuando Rodrigo comenzó, fundió su primera peluquería.

Quebró por no tener conocimiento en finanzas personales.

Después lanzó su academia y también la quebró. A pesar de tener una extensa trayectoria en la televisión…

¿Qué puede hacer un profesional del mundo de la belleza para poder tener ingresos?

Quebrar es una inversión que uno tiene. Siempre y cuando la sepa utilizar. Quebrar fue una inversión que me permitió poder crecer desde lo empresarial y desde la academia.

Yo quebré tres negocios y me llevé el aprendizaje de que me faltaba marketing, me faltaban finanzas y un montón de cosas…

Las unidades de negocio que me permitieron crecer fueron por un lado la recuperación capilar y por otro los cursos de capacitación.

En “Cómo lograr un negocio de belleza anticrisis y duplicar los ingresos” , mi nuevo libro, lo explico en detalle y doy consejos para generar los ingresos que hicieron que yo pueda no solamente “sobrevivir”, sino vivir.

El covid-19 limita la posibilidad de atender a mucha gente en el local, por lo tanto bajan los ingresos.

¿Qué rol ocupan los cursos para todos aquellos que tengan negocios de peluquería?

Hoy tenemos la posibilidad de capacitarnos con cursos y masters que nos dan un “liderazgo sectorial”.

La pandemia limita la cantidad de personas que podés atender en un mismo local. Por eso la mejor alternativa es distinguirse y ofrecer “servicios especiales”.

Se pueden aprovechar herramientas como cortes con garritas, cortes con arco y violín o cortes con cincel. En vez de hacer “lo mismo que está haciendo todo el mundo”.

Técnicas mucho más artísticas que permiten que el peluquero pueda cobrar mucho más.

Ese diferencial hace que el profesional tenga un cliente de otro segmento

Antes de la pandemia era común ver que “peleaban por precio” en una zona. Si hoy vas a querer ganar por precios, vas a quebrar. Eso lo garantizo 100%.

Si vos cobrás barato y atendés poca gente, no vas a cubrir los gastos. Eso fue lo que hizo que yo quebrara. Me faltaba educación financiera y uno tiene que estar muy preparado.

Lo que necesitás es mejorar el target del cliente. Necesitás un cliente de mayor nivel.

¿Y cómo lo lográs? ¡Capacitándote!

Tenés que especializarte para poder cobrar mejor y ser más rentable…

Tal cual. Ya no existe más la peluquería “de antes de la pandemia”. De ninguna manera podés seguir el modelo de antes.

Hoy no podés tener 20 empleados en un local pequeño. Tenés que tener un mega salón. Hoy son la mitad de los empleados o inclusive menos. Muchos locales actualmente continúan abiertos con autoempleo, es el mismo dueño quien los atiende.

Tienen que tener en cuenta que si antes trabajaban por volumen, eso no existe más. Hoy van a tener que ser técnicos o terapeutas capilares. Generar un ingreso mensual fijo.

Eso solamente se logra con formación de calidad. Tienen que formarse con técnicas internacionales para no quedarse en “lo que hacen todos”.

Hay que ser mucho más original. Por ejemplo, poner dentro de la barbería un centro de recuperación capilar y combinarlo con un estudio de tattoo.

Hay que lograr un ingreso recurrente para tener un negocio previsible…

Por supuesto, es la economía que se viene en los próximos años. Las circunstancias actuales van a durar dos años por lo menos. 

Uno tiene que tener un plan a corto, mediano y largo plazo.

En el mundo de las peluquerías y en el rubro de la belleza por lo general todo el mundo mira “al día a día”.

Pero hoy el profesional de la belleza va a tener que salir de “la cabeza del artista” y pasar a tener una mente de empresario. Formarse para el mediano y largo plazo. Por eso la persona tiene que convertirse en especialista.

Por favor hacenos un breve resumen del contenido de tu nuevo libro…

Este libro está focalizado en educación financiera. Es mi obra máxima. Enseño los “trucos” y secretos que me permitieron salir adelante. Es lo que les ayudará no solamente a sobrevivir sino a poder vivir con la economía de los próximos dos años.

Te saca de errores muy comunes. Muchos te dicen: “quiero crecer con x cantidad de empleados”. Allí explico: bueno, con esa cantidad de empleados tenés que subir de categoría en AFIP. Si al hacerlo automáticamente bajan los ingresos…entonces ¿cuál es la rentabilidad que te queda por cada empleado?

Explico todo lo relacionado con el alquiler de espejos. Esto ayuda tanto a la persona que es dueño de local (que hoy está parado, con un local enorme y perdió a los empleados).

Y también ayuda al que era empleado a buscar estos lugares e inclusive proponer el alquiler de espejos dentro de un marco legal.    

El sistema de alquiler de espejos va a hacer crecer al salón rápidamente.

Enseño las técnicas desde el punto de vista económico/empresarial para el centro de recuperación capilar o para el instituto.

Nuestro problema mayor es que tenemos un solo ingreso y un montón de gastos.

El resultado financiero de eso va a ser la quiebra o una lucha constante por sobrevivir.

En este libroaprendés la forma de dejar de “luchar por el mango diario” y pasar a vivir.

COMPRA EL LIBRO DE RODRIGO MICHELET EN LA TIENDA MOBILEBOOK



Advertisement