Alfonso y Miguel, apenas se conocían, ni siquiera eran amigos y mucho menos se iban a imaginar que el despido inesperado de ambos los iba a poner en la misma vereda: la necesidad de ver “cómo se sigue” en medio un enorme estallido social y económico.

MIRÁ LA HISTORIA DE ANCLAFLEX AQUÍ ↓ FQI


Advertisement