En nuestro país existen dos variantes: inscribirse en el monotributo o en el régimen general, o sea como responsable inscripto. Ambas opciones ofrecen ventajas y desventajas, por lo tanto la opción más conveniente es aquella que mejor se ajuste a la actividad que desarrolla.

Quizás la principal variable para elegir entre el régimen de monotributo y el régimen general sea la facturación. Los monotributistas tienen un límite anual de $700.000 en el caso de prestadores de servicios, y si son comerciantes es de $ 1.050.000. En el caso de que la facturación supere esos montos, habrá que inscribirse en el régimen general de IVA y Ganancias. Además, hay otros parámetros a destacar, entre ellos cuánto es el espacio físico que utiliza para su trabajo, riantes: inscribirse en el monotributo o en el régimen general, o sea como responsable inscripto. Ambas opciones ofrecen ventajas y desventajas, por lo tanto la opción más conveniente es aquella que mejor se ajuste a la actividad que desarrolla.

Quizás la principal variable para elegir entre el régimen de monotributo y el régimen cuánta energía gasta, las sucursales que dispone, cuánto paga de alquiler al año y cuál es el nivel total de gastos.

Advertisement

riantes: inscribirse en el monotributo o en el régimen general, o sea como responsable inscripto. Ambas opciones ofrecen ventajas y desventajas, por lo tanto la opción más conveniente es aquella que mejor se ajuste a la actividad que desarrolla.

Quizás la principal variable para elegir entre el régimen de monotributo y el régimen cuánta energía gasta, las sucursales que dispone, cuánto paga de alquiler al año y cuál es el nivel total de gastos.

A partir de 2018 estará vigente el ajuste aprobado del 28%. Ahora bien, de acuerdo a los montos de facturación, habrá que inscribirse en el régimen general de IVA y Ganancias. En lo referido a la Seguridad Social (aportes para salud y jubilación), el responsable inscripto que no sea profesional con caja previsional propia, tendrá que realizar aportes como independiente y por cada categoría, que varían según la actividad y facturación.

Ventajas de ser Responsable Inscripto
• Al comprar mercaderías, materias primas o bienes de uso, el individuo puede tomar el crédito fiscal del IVA. • No tiene limitaciones en la propiedad de sucursales, ni espacio físico, ni consumo de energía. •Tienen mayores facilidades para acceder a líneas de crédito para PyMEs.

¿Y las desventajas?
• Mayor cantidad de tareas administrativas (comparado con el monotributo) y de documentación requerida a presentar a término. • Deben declarar y abonar el IVA en forma mensual y calcular el Impuesto a las Ganancias de forma anual. • Los gastos de honorarios profesionales son más altos ya que el volumen de trabajo es mayor. A su vez, el costo impositivo es mayor.

¿Ambos a la vez?
Una persona física adherida al monotributo por una determinada actividad no puede realizar otra tarea bajo la condición de responsable inscripto. Resulta incompatible. Los contadores suelen recomendar que un trabajador independiente o autónomo comience su actividad como monotributista, y si con el tiempo y con el desarrollo de su actividad alcanza niveles altos de ventas, se traspase al Régimen General como responsable inscripto.

Otro escenario posible, es que el contribuyente cambie la condición de responsable inscripto y pase a monotributista. Para realizar el cambio de condición deberá solicitar la adhesión al monotributo. La adhesión a este régimen implica la baja automática de responsable inscripto en el Impuesto al Valor Agregado y realizar la baja en el Impuesto a las Ganancias.

Fuente | Cultura Invest

Advertisement