Cuando comenzó la pandemia algún empresario “anuncia bombas”……me dijo NO vas a vender ni un regalo empresarial…….debo confesar que al principio me generó como una ola fría de pánico, hasta sonaba como “creíble”. Supliqué que esta profecía fuese falsa. Rogué por todo los medios que mi equipo no escuchara semejante vaticinio.

Generaría más incertidumbre en el contexto de aquel histórico 19-03-20. Me quedé

inmóvil, pensativa, hasta reconozco que temerosa…. Pero mi cabeza y mis ideas me activaron un atisbo de esperanza. Mi creatividad me samarreó y me puso de pié.

Al principio tuve una enorme contradicción:

“los regalos empresariales siempre fueron inspirados para celebrar lindos momentos en la vida de los colaboradores, y a partir de ahora nuestros regalos servirían para cuidarlos a ellos, de una pandemia”.

Sonaba tétrico, como salido de una película de terror. Con el agravante de que estábamos lucrando con la desgracia ajena. Uf!! Que días aquellos. Fueron muy intensos. Dignos de mirarlos de frente y apretar DELETE.

Pero como dice el dicho: “lo que no te mata, te fortalece”. Y así fue como tomamos aire y empezamos a diseñar ideas de regalos “diferentes”, acordes al contexto y a las necesidades de nuestros clientes. Comenzamos a descubrir proveedores nuevos, a codearnos con la industria química que nos proveyera los nuevos insumos sanitarios, nos interiorizamos en los cuidados y traslado de dichos materiales, y diseñamos mensajes de cuidado sin despertar pánico entre nuestros clientes. Fue todo un arte de diseño, producción y comunicación ensamblada a más no poder. Cada producto y mensaje que emitíamos salía de nuestra empresa con el mayor de los cuidados.

Resultado de todo este tsunami comercial: el 2020 y este año, están siendo nuestros años record de ventas!!!. Sabés porque???.….. porque además de que nosotros pusimos el hombro a full….. las empresas quisieron premiar a quienes se están jugando por su puesto de trabajo, a quienes ponen su mejor cara y predisposición en medio de este contexto.

Quieren compensar a quienes están cubriendo horas extras, puestos libres de compañeros en situación de riesgo…… en fin. Tantas historia de vida que transcurren en silencio y merecen ser reconocidas y valoradas.

Por ende, no te contamines de lo que puedan decirte. Tu negocio lo conoces vos y serás quien tome la batuta para rodearte de personas que SUMEN, que te INSPIREN, que te den una SABIO CONSEJO, sin esperar nada a cambio.

Hay mucha gente con estos valores. Alzá la mirada…. Tal vez en este momento la tengas al lado tuyo. Afiná tu instinto. Conectá con lo POSITIVO.

Advertisement