Las nuevas tecnologías y el entorno social muchas veces condicionan el desarrollo de una franquicia. El empresario debe sortear con habilidad obstáculos desconocidos hasta el momento para hacer que su negocio sea un éxito. Tomás Pugliese y Nicolás Álvarez, gerente general y gerente de franquicias respectivamente de Sushi Club, conversaron con Gonzalo Otálora en “Franquicias que Inspiran” acerca de cómo su empresa hace frente a los nuevos desafíos que plantea el mercado.


MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA

Advertisement

–          ¿Cómo arranca la historia de la marca?

La historia de Sushi Club es la de 4 emprendedores de diferentes generaciones.  Eran dos socios constructores de 60 años en ese momento y dos chicos más jóvenes que no llegaban a los 30 y que venían del rubro gastronómico. Unos se quedaron sin trabajo y los otros tuvieron un mal paso en su empresa de construcción y se terminaron uniendo y generaron esto. El  2001, fue un año difícil pero la crisis fue una oportunidad. Se construyó una marca con una muy poca inversión inicial pero siempre poniendo al cliente en el centro de la escena. Para nosotros el cliente es el dueño del negocio. Siempre que un cliente levanta la mano en la empresa es una revolución.

–          ¿Cuántas franquicias tienen?

Tenemos 33 contando las del exterior y el nuevo formato Deli & Take que arrancamos el año pasado.

–          ¿Cómo es el modelo de franquicia que manejan?

Es un principio éramos los únicos del mercado y la realidad es que después el mercado fue creciendo y se fue sofisticando y el entorno competitivo cambió. Nuestro diferencial radica en el servicio que le brindamos al franquiciado. Tenemos dos mercados marcados, uno es el be to c que es nuestro consumidor final y el otro es  be to be que es nuestro franquiciado.

Para nosotros el franquiciado es el socio estratégico y estamos tras él todo el tiempo, en cada detalle y le brindamos el management de la marca y de los negocios.

Si bien nosotros tenemos la intención de no negociar los valores centrales de la compañía y tener una propuesta homogénea, somos bastante flexibles a poder tener una propuesta en base a la idiosincrasia de cada franquicia. Es muy difícil poder tener una visión regional con un pensamiento unitario.

–          Es decir que se adaptan a cada lugar donde están

Sí. Los adaptamos al entorno. El sanjuanino por ejemplo trabaja con un turno cortado y a las 21.30 de la noche recién está saliendo del segundo turno a la oficina. Entonces lo que yo puedo hacer en Buenos Aires, en San Juan no aplica o debería extender el horario.

Hay otra realidad y es que la cultura mexicana es diferente a la argentina entonces nosotros queremos ser líderes, innovadores  y vanguardistas allá pero claramente su paladar es diferente al argentino por lo que tenemos que tener la versatilidad para adaptarnos a cada lugar.

–          ¿En algún momento sufrieron con la competencia?

Para mí la competencia es buenísima en términos de que te obliga a pararte siempre en lo que te hizo fuerte. Nosotros intentamos desde el principio ser los líderes y plantear una propuesta diferente así que mientras más competencia haya más creativo y más investigación hay que hacer.  Eso nos obliga a volver a las fuentes y todo el tiempo agregar valor tanto para nuestro cliente final como para el franquiciado.

–          ¿Cómo capacitan a los franquiciados?

Para nosotros es muy importante generarle las herramientas para que puedan llevar adelante su negocio. Entonces dividimos las capacitaciones en partes o en sectores. Tenemos capacitación para el franquiciado y para su equipo de trabajo. En la que hace específicamente el franquiciado y más allá de que esté dentro de su negocio ya que para nosotros es muy importante que lo traccione le brindamos capacitación en las distintas áreas del local como pueden ser sushi, cocina, salón y gerenciamiento para que sepa todo lo que pasa dentro del local y que pueda gerenciar de la mejor manera a sus empleados.

Además,  le brindamos al franquiciado una capacitación por fuera de lo que es el local en sí para lograr que su negocio sea negocio.

–          ¿También hacen capacitaciones específicas en redes sociales?

Sí, hicimos hace poco un taller en redes sociales que marca la diferencia que comentamos.

Cuando vemos que la plaza está apta y que el franquiciado cumple ciertos atributos, tratamos en primera instancia de transmitirle la filosofía de la compañía porque si ese franquiciado respira eso, nosotros ya estamos un paso adelante.

En términos operativos después van surgiendo cosas nuevas. Por ejemplo, las redes sociales. El franquiciado tiene la necesidad de poder administrarlas. Ellos nos plantean el requerimiento, nosotros buscamos los profesionales idóneos para hacer la capacitación y después los seguimos, apoyamos y contenemos. No hay un manual de franquicias que no sea dinámico. Hay que aggiornarse a la realidad actual.

–          ¿Cómo plantean el futuro de la empresa?

Ahora estamos por abrir en Chile, en Tucumán y hay un nuevo formato que es el  Deli & Take que es más newyorkino que tiene que ver con un negocio más optimizado porque son más chicos, menos costo de personal y un punto de equilibro más bajo y la realidad es que con una marca impuesta como la nuestra,  podríamos incursionar en diferentes plazas que tienen una demanda potencial interesante pero no ameritan abrir un restaurante.

DESCUBRÍ EL MUNDO SUSHI CLUB EN SU SITIO WEB

ESCUCHA EL PODCAST COMPLETO

FRANQUICIAS QUE INSPIRAN, un formato multiplataforma creado por Gonzalo Otalora, donde se difunden oportunidades de negocios para inversores, emprendedores y comerciantes.  ??️? 


Advertisement