Agarrados de la mano, se tiraron por ultima vez sobre las bolsas de harina. Sacaron 6 fotos con una pocket, y la guardaron en una caja. Le pegaron un cartel “solo abrir en 2020”.

En 2010 entre estafas y malas decisiones, Marcelo y Violeta decidieron volver a empezar. Cerraron su negocio y se prometieron que sería la ultima vez. La próxima, estaremos preparados para afrontar lo que sea. Escribieron su manifiesto y cerraron la caja.

10 años después, ellos lograron tener una empresa consolidada pero una maldita pandemia los llevó, otra vez, hacia una encrucijada.

Advertisement

Desde hace semanas, se debatían si era mejor cerrar que seguir perdiendo dinero.

Ayer, Violeta se levantó sobresaltada. Un llanto llegaba desde la cocina. Era su marido, con una carta en la mano, ya mojada por las lagrimas. Al lado, la caja, descolorida por el paso del tiempo.

Se miraron, se vistieron, fueron hasta su empresa y se volvieron a sacar una foto. Esta vez con el celular. y postearon a las 6AM. “Lo vamos a lograr”

Sus 15 empleados llegaron un rato antes a la oficina. Un simple posteo se había convertido en una consigna, una bati señal para no dejarse vencer.

Nadie tiene el destino escrito pero sí hay que escribirlo dejándolo todo.

Muchos éxitos Viole y Marce, lo van a lograr

TE PUEDE INTERESAR: REINVENTADOS, EL NUEVO LIBRO DE GONZALO OTALORA. INSPIRACION, CASOS REALES DE ÉXITO Y MODELOS PARA REINVENTARTE EN PANDEMIA Y SIEMPRE



Advertisement