Existe una demanda cada vez más frecuente. Los consumidores les piden a las marcas que sean auténticas, reales e imperfectas. Que cuenten su verdad, que revelen por qué hacen lo que hacen. Hoy, los consumidores quieren ser protagonistas y las marcas que de forma genuina se ocupen de las preocupaciones de los consumidores, tendrán un gran lugar en el corazón de ellos.

Se habla de marcas con propósito, de marca con valores. En realidad, se está hablando de consumidores más informados, más atentos. Ahora, la información está disponible, quien no se entera es porque no quiere.

Hasta hace algunos años, para conocer alguna información trascendente en cualquier rubro había que realizar una pesquisa. Hoy, es a un clic

Qué es el Storytelling

Advertisement

Ahora bien, qué tiene que ver todo esto con el Storytelling. Es una palabra marketinera para definir una de las practicas humanas mas utilizadas desde siempre: contar una historia.

En el terreno de los negocios, se trata de contar una historia para ganarnos la confianza de quien nos consume y quien queremos que nos consuma.

Después de tantos años mirando publicidades, éstas han perdido parte de su magia. Siguen teniendo relevancia, pero no tanto como antes.

Los consumidores tienen más herramientas para elegir, para saltarlas, para esquivarlas. Y en ese contexto, las historias se han vuelto un gran llamador de atención. El santo grial de estos tiempos, llamar la atención en medio de tanta distracción. Lo mismo que hacían los antiguos chamanes para concitar la atención de su tribu y que no se desmadren, es lo que hacen las marca que tienen el storytelling como herramienta cotidiana.

Están aquellas que lo hacen solo para vender, y están aquellas que tienen un propósito detrás; una razón de existir, de crear productos que sean consecuentes con su mirada del mundo, eso que hacen para que todo sea mejor. Las que sólo lo hacen para vender y no creen que en lo que dicen, en poco tiempo se descubrirá la farsa, quiénes actúan con propósito, la verdad será su arma.

El secreto de las marcas es conectar

Las marcas que no logren conectar con su audiencia y sigan pensando que su mal momento se trata de crisis económicas o innovaciones que los dejan afuera, seguirán luchando en un terreno donde cada vez habrá menos. Pensemos en Uber vs Taxis. Los taxistas tienen mala fama. ¿Es la crisis, es Uber o es la fama que se hicieron el motivo de su crisis? El storytelling detrás de los taxistas no es una buena noticia para ellos, más allá de Uber.

Contar una historia para darle algo al otro y que ese otro se identifique con nosotros para que, esa identificación lleve a que nos elija en lugar de la competencia. Parece simple, pero contar una buena historia es un arte. Practique. Es la herramienta del presente

Si te interesa esto temas te invito a suscribirte GRATIS a nuestro newsletter

Gonzalo Otálora. Director de Historias que inspiran. Casi experto en Storytelling (Aprendo todos los días) Consultor en comunicación integral. Director de contenidos y producción con más de 25 años contando historias en todos los formatos. Fanático de la pizza de molde con faina


Advertisement