La Cantábrica fue la metalúrgica más importante de Sudamérica, pero hacia fines de la década del 70, comenzó una dura caída producto de no haber podido sobrevivir al proceso de desindustrialización, pasando de emplear 8000 personas a 300 y luego a cerrar sus puertas. “De repente se apagó el barrio”, recuerdan.

 

En 1994 un grupo de industriales visitaron el predio abandonado y comenzaron a soñar con convertirlo en un gran parque industrial.

Advertisement

El deseo de cumplir este sueño trajo aparejadas muchas complicaciones administrativas y financieras. Pero la perseverancia de aquellos que vieron en ese cementerio de chatarra un gran futuro, hizo que sortearan obstáculos inimaginables hasta lograr la recuperación del predio del cual hoy se sienten orgullosos.

HISTORIAS QUE INSPIRAN, donde los empresarios PyMEs y emprendedores cuentan cómo lo lograron. Mirá los programas estreno, los Domingos 19.00 hs. por Canal 26.
Advertisement