Café Martínez es una de las cadenas de café más importantes del país, con más de 200 sucursales en la argentina y el mundo. Nació en 1933 como un tostadero y distribuidor de café, y a mediados de la década del 90, la tercera generación, logró convertirla en una cadena de franquicia. ¿Cómo lo lograron?

 

Para conocer la historia del famoso Café Martínez, debemos viajar 90 años al pasado, cuando Atilano Martínez -presagiando el inicio de una segunda guerra mundial, y no queriendo vivirla en carne propia como lo hizo con la primera- y su esposa Justa, dejaron su querida España natal para llegar a la Argentina.

Advertisement

Luego de varias vicisitudes y trabajos como empleado, Atilano quiso independizarse. Y para ello eligió el café, por ser un alimento noble, un trabajo limpio y algo de lo que él ya conocía.

Así fue como en 1933 fundó Casa Martínez, un comercio dedicado a la importación, tostación y distribución mayorista de café, que desde sus comienzos y hasta la actualidad funciona en el local de la calle Talcahuano 948.

Ganó sus primeros clientes cantando en bares, donde luego de la función conversaba con los dueños y les contaba que él vendía café. Gracias a sus encantos fue sumando clientes rápidamente y el negocio prosperó.

Los años pasaron y Justa tuvo una idea: sumó a la tienda “el convidado”, que era un cafecito que primero se regalaba a los clientes para que probaran las distintas variedades de café y que más tarde se empezó a cobrar.

Ese fue el puntapié inicial para lo que luego sería Café Martínez.

Olga, la hija de Atilano y Justa, ya trabajaba junto a sus padres en el local, y sus hijos pasaban el día entre montañas de granos de café y paseos en el camión de reparto.

Nadie podría imaginar que tantos años después, en 1995, esos mismo chicos -Mauro, Marcelo y Claudia, convertidos en adultos- se harían cargo del local, de la marca, del destino de Café Martínez y de continuar con el apellido.

Ellos fueron los responsables del desarrollo de las cafeterías gourmet y fueron pioneros en el mundo del TakeAway. Así, la marca fue creciendo y consolidándose en el mercado de las cafeterías ya existentes en Buenos Aires.

Hacia el año 2000 llegaron a tener 4 locales propios, fue entonces cuando decidieron que el siguiente paso hacia el crecimiento era franquiciar la marca.

¿Un Café Martínez sin un Martínez adentro? Sí. Y gracias a esa arriesgada apuesta, hoy tienen cerca de 200 sucursales, la mayoría en Argentina, pero también en países como Chile, Uruguay, España y Estados Unidos.

→ DESCUBRÍ EL MUNDO DE CAFÉ MARTINEZ EN SU SITIO WEB

HISTORIAS QUE INSPIRAN, donde los empresarios PyMEs y emprendedores cuentan cómo lo lograron. Mirá los programas estreno, los Domingos 19.00 hs. por Canal 26.


Advertisement