¿Cuáles son las claves para tomar un negocio exitoso de otro país y adaptarlo a nuevos destinos con diferentes costumbres? Diego D’Avila, titular de  “REX Best Chivito in Town”, junto al consultor Carlos Canudas explicaron en “Franquicias que Inspiran” cómo esta franquicia que nació en Uruguay y en 2014 llegó a la Argentina transitó todo el proceso para consolidarse en el país.


MIRÁ LA NOTA COMPLETA

Advertisement

–          ¿Cómo nació la franquicia?

Diego: “REX Best Chivito in Town” es una marca que nació en 1996. Se originó en La Barra, Punta del Este como un “chiringuito” de verano y pasaron casi 18 años antes de la decisión de exportarla desde Uruguay. Con Marcelo, que es el dueño original de la marca, entendíamos que Buenos Aires y, sobre todo, San Isidro era una plaza muy atractiva considerando que el Argentino es un gran consumidor de Punta del Este y más la gente de la zona norte de  la ciudad. Entonces, decidimos abrirla en septiembre del 2014 en un local muy agradable de la calle Tomkinson. Tuvimos que hacer algunas pequeñas adaptaciones que creo que es un poco la idea de la marca  y la flexibilidad que tiene al adoptar algunos parámetros de los diferentes países.

TE PUEDE INTERESAR |Cómo es el mercado de franquicias en Uruguay

–          Tiene el estilo de un diner americano

Diego: Sí, pero modernizado como en los años 2000. Es una mezcla que tiene mucho acero y mucho del mundo actual. Lo atractivo del concepto de diner es que se puede comer cualquier cosa a cualquier hora mientras el local está abierto. Es decir que si a las 8 de la mañana alguien se quiere comer un chivito lo puede hacer de la misma manera que puede comer una medialuna con un café.  De hecho en Uruguay hay mucha venta de chivitos en ese horario porque los jóvenes salen de bailar y piden esa plato.

–          ¿Qué tuvieron que adaptar para instalarse en Argentina y replicar el modelo exitoso?

Diego: Lo primero que tuvimos que hacer fue manualizar todo nuestro negocio. Hacer un manual de marca, otro de identidad corporativa y también de procedimiento. Eso, más la capacitación de la gente permitió que la empresa se instale en el país. Una vez que se logró eso, tuvimos anécdotas muy divertidas como, por ejemplo, con chiquitos de 4 o 5 años que vacacionaban en el este y cuando entraban al local de Argentina preguntaban cómo habíamos hecho para traer Punta del Este a San isidro. Para nosotros que la gente crea que todavía está de vacaciones fue un logro.

TE PUEDE INTERESAR | El desafío de liderar un grupo con 6 franquicias

–          ¿Tuvieron que cambiar algunos productos?

Diego: Pocos pero es parte de lo que tiene REX de ver que tiene cada país y adaptarse. En Uruguay existe un plato que es el bocadito de brótola que lamentablemente intentamos hacerlo en Argentina pero no se pudo lograr. Acá, por otra parte, se hizo un salmón con salsa teriyaki porque el local está muy acostumbrado a comer salmón y en Uruguay no está. Y así vamos intentando adaptarnos. A fin de año vamos a abrir un local en Miami y estamos evaluando qué producto estadounidense se le va a poner a nuestra marca.

–          ¿Qué es lo más complicado a la hora de importar una franquicia?

Carlos: Sin duda es la adaptación a los usos y costumbres de cada país. La tropicalización es todo un tema porque el negocio puede fracasar si sólo se quiere vender los mismos productos. Todo cambia, desde los horarios a la comida que puede ser más picante o no. Todo esto implica una investigación previa de aquellos que pueden ser los posibles competidores.

–          ¿Tuviste que adaptar el horario?

Diego: Sí. El local de La Barra tiene casi 20 horas por día de apertura y acá en Argentina se abre de 8 de la mañana a 1 o 2 de la mañana durante los fines de semana.

–          ¿Eso hace que cambie la rentabilidad?

La cantidad de horas no siempre es proporcional a lo que uno factura. En Punta del Este lo damos también como un servicio. En Argentina no tenía sentido porque había que extremar los esfuerzos para que los chicos cuando salgan del boliche vayan a REX, pero a veces hay que competir con empresas que tienen muchos años en el país y puestos las 24 hs. entonces pensamos que no valía la pena.

–          ¿Cuántos locales tienen en Argentina?

Diego: Actualmente tenemos 6, pero es importante contar que hubo un cambio sobre la marca porque tenemos 2 modelos diferentes. El tradicional que se replicó desde Uruguay y también un modelo Casual Food que es el que utilizamos en los shoppings donde tenemos 2 locales. Ahí utilizamos una carta reducida y de mucho más rápido funcionamiento. Ya teníamos igualmente cierta experiencia por nuestro foodtruck.

–          ¿Cómo cambió el negocio con la tendencia vegana o veggie?

Diego: A nosotros no nos benefició ni nos perjudicó. Lo que REX hizo siempre fue adaptarse y sumarle nuevas propuestas a su carta siempre con el chivito como estrella aunque también se fue modificando. Por ejemplo, con el boom de la cocina gourmet incorporamos el chivito con queso brie. También aparecieron las hamburguesas veganas y el pan libre de gluten. Es decir, lo que nosotros seguimos intentando es que la gente, además de la comida, tenga una muy buena experiencia y que pueda abarcar los diferentes gustos de toda una familia.

En el shopping de Avellaneda abrimos convencidos de que la hamburguesa iba a ser el producto estrella sobre todo teniendo en consideración que todavía hay mucha gente que no sabe qué es el chivito y no fue así. Entonces nuestro propósito es que el chivito sea conocido en el mundo como el taco mexicano o el sushi en Japón.

TE PUEDE INTERESARCómo lograr ser auténtico en un mercado competitivo | Chungo

–          ¿Cómo se hace para exportar una marca en la que primero hay que explicar cómo es el producto?

Carlos: Es todo un desafío pero también es algo diferente que puede tomar un mercado donde la gente ya está cansada y busca otra cosa.

–          ¿Son la única franquicia de chivitos uruguayos?

Diego: Sí. Hay otras casas de chivitos chiquitas de uruguayos que salieron del país y se instalaron en otro lado. En Brooklyn, Holanda y Miami hay algunas muy buenas pero no son cadenas.

–          ¿Cuál es el perfil del franquiciado?

Diego: Es un perfil muy amplio. Se trata de cualquier persona que tenga interés de crecer económicamente y que confíe en la marca. REX tiene 22 años, no es nueva y ya probó todo. Con lo cual quien quiera invertir va a tener el camino completamente allanado por los traspiés que sufrimos nosotros.

En San Isidro tuvimos una situación muy graciosa dos días antes de abrir. Ya se empezaba a ver el local y la gente se metía y quería comer. No tuvimos que hacer ningún tipo de publicidad y desde que abrimos hasta el día de hoy siempre tuvimos gente.

ESCUCHÁ EL PODCAST 

FRANQUICIAS QUE INSPIRAN, un formato multiplataforma conducido por Gonzalo Otálora, donde se difunden oportunidades de negocios para inversores, emprendedores y comerciantes.  ??️? 

 

 

Advertisement