Los avances de la ciencia y de la salud lograron aumentar expectativa de vida de la población. Pero, vivir más no siempre es sinónimo de vivir en perfecto estado. Raul Rogel, lleva años analizando el mercado de la tercera edad y para él, en un futuro cercano, será indispensable crear más y mejores geriátricos. Una oportunidad de negocio para franquiciar. Gonzalo Otalora lo entrevistó en FRANQUICIAS QUE INSPIRAN.

– Gonzalo: ¿Cómo es tu negocio? 

– Raúl Rogel (Fundador de PINAR PLAZA HOTEL ): Es bastante curioso pero es básicamente lo que va pidiendo el mercado a estadísticas poblacionales. Es una empresa que no solo tiene la parte de hotel geriátrico sino que tiene varios nichos de negocios: nos tratamos de basar en todas las complicaciones y críticas que tiene este país. Nosotros sabíamos que por más bueno que fuese el geriátrico, tenemos que saber soportar cualquier ciertas crisis como la del 2001 o como esta, es decir, en el mismo establecimiento tenés: consultorio, una central de rehabilitación, una sala sensorial, una pileta climatizada. Hay diferentes sustentos.

– Gonzalo: ¿Cómo fue tu historia de emprendedor?

– Raúl: Yo comienzo desde muy chiquito, iba con mi mamá o mi papá a la casa de algún amigo y se escuchaba en la mesa, en la reunión, “qué buena actividad el tema del geriátrico, lo hagas bien o mal”. Donde iba escuchaba eso. Comencé a crecer y seguían las mismas conversaciones. Comencé a estudiar medicina, no me recibí, pero pude recorrer algunos geriátricos y me dediqué directamente a la parte de geriatría. Me golpeó mucho las estadísticas, para bien. Cuando curso geriatría, comienzo a hacer un estudio de mercado: voy a dos o tres geriátricos y me doy cuenta que estaban en la misma situación, o peor, en ese momento con 18 años que cuando era chico. Esa estadística me marcó la visión real y objetiva de la situación en particular. Seguí recorriendo varios geriátricos, no solo a nivel regional sino que también a nivel nacional; cuando pude viajar también he ido. Con esos datos armo el estudio de mercado y era peor de lo que yo pensaba: me daba que un 97 % de los adultos mayores que tiene una enfermedad neurodegenerativa se atiende de manera precaria en su domicilio.

– Gonzalo: ¿Cuál fue el recorrido para abrir el geriátrico? 

– Raúl: Comencé a trabajar en esta idea de a poco, a estudiar en base a la Organización mundial de la Salud que dice que hasta el año 80 los geriátricos eran solamente un techo, una cama y la comida, a partir del año 90 trabajan en promoción de la salud, que significa trabajar en prevenciones y en la formación de profesionales hacía el futuro. Seguí trabajando en la idea y hasta pensé “cómo tiene que ser un geriátrico para mí”, porque lamentablemente si tenés una de estas enfermedades no decidís por vos mismo. En el año 2009 un compañero me dice “hay un lugar que alquilan” y yo en ese momento ganaba $2000; era un descampado, casi para demolerlo pero me gustaba por los metros cuadrados y me lo alquilaban por ese dinero. Como sabía que yo lo quería hacer me metí igual, sin tener un peso para desarrollar la idea. Tenía que formar un lugar con varios nichos también, pero a la vez con una actividad casi hotelera. Me faltaba plata y empecé a estudiar los modelos de negocio de los barrios privados: solo invierten en una render para el que tiene la propiedad. Golpeé la puerta de un montón de arquitectos ofreciendo un porcentaje del hotel que a nadie le importaba, que no iba a funcionar, que no estaba bueno, hasta uno que me dijo que sí, que me lo iba a hacer, que se lo pagara cuando yo pueda porqué creía en mí. Hicieron la tesis en base a lo que yo quería, llamé a diferentes periodistas para mostrarles lo que quería hacer sin tener nada, hasta que un periodista lo sacó en la portada de uno de los diarios más importantes de acá. Con ese diario me fui a diferentes lugares con otro punto de credibilidad, así conseguí un poco de crédito para los lugares principales: el consultorio interno, el comedor, la cocina y una habitación. A medida que iba llegando gente, iba habilitando diferentes sectores.

– Gonzalo: ¿Esto cuándo fue? 

– Raúl: Yo empecé en el año 2009 y lo inauguré en 29 de Octubre de 2015. Tardé cinco años porque no tenía plata. Ahí ingresan mis socios, que aportaron también esto.

– Gonzalo: ¿En que instancia estás con el proyecto de franquiciar tu modelo de negocio? 

– Raúl: Estamos desarrollándola. En tres años no solo logramos un protocolo, sino un método de trabajo. Nos basamos en seis puntos especiales de franquicias: hotel, consultorio externo, central de rehabilitación, spa, pileta y sala sensorial.



CONTENIDO RELACIONADO ↓

 

ESCUCHA FRANQUICIAS QUE INSPIRAN ↓

FRANQUICIAS QUE INSPIRAN, un formato multiplataforma conducido por Gonzalo Otalora, donde se difunden oportunidades de negocios para inversores, emprendedores y comerciantes.  📣🎙️📹 Todos los Martes, 21 hs. RADIO LED ONLINE

→ DESCUBRÍ TODOS LOS PROGRAMAS  📻 PODCAST

 

Advertisement