¿Te imaginás liderar un sex shop?¿Qué tiene de especial una franquicia de sex shop? ¿Se maneja distinto? ¿Hay que saber de sexo? Juan José Jorge, fundador de KISME, pasó por “Franquicias que Inspiran” y contó las particularidades de un negocio que crece día a día, no sólo en Argentina, sino en el mundo.


MIRÁ LA NOTA COMPLETA 

–       ¿Hace cuánto nació este negocio?

Está desde el año 2000. Primero surgió con otra marca y después nació KISME como franquicia y como locales de venta al público. Nosotros además somos fabricantes. Tenemos la marca “digitalsex69” y fabricamos todos los productos. Algunos componentes son importados pero hay mano de obra y elaboración nacional.

–       ¿Cuándo lanzaste a franquicia?      

Fue en el año 2009. La primera que vendimos fue una franquicia exportada a Uruguay.

–       ¿Fue difícil vender una franquicia de sex shop?

Al principio era difícil el negocio en sí. Justamente nosotros cambiamos un poco la idea del comerciante o de la gente acerca de cómo era el sex shop. Antiguamente era en lugares escondidos o con una vidriera negra con tres cruces rojas.

Nosotros lo hicimos más amigable para que no parezca que uno va a entrar a un lugar prohibido o recluido de la sociedad. 

–       ¿Qué te decían cuando ibas a proponer la franquicia?

La gente que quería consultar primero tiene muchos prejuicios. Les explicamos que no está haciendo nada ilegal, nada prohibido. Les decimos que generalmente vienen parejas y que esto no es algo que te va a solucionar la vida ni cambiar los gustos. Se trata de tener una relación más amigable y divertida. Cuando vos le cambiás esa idea la gente lo empieza a ver distinto.

–       ¿Alguna vez le vendiste el  sex shop a gente mayor?

Sí. A una señora y lo atendía ella. Esto fue hace un tiempo atrás. Muchos piensan que esto es nuevo y no es así. Ahora hay mucha gente grande trabajando en el rubro que incluso venden por internet.

–       Respecto a la capacita en atención al cliente, ¿Tienen que saber algo de sexualidad?

No necesariamente pero hay que tener que tener un poco de tacto con la gente. Están los que no te dicen ni “buen día” por vergüenza. Hay que hacerles entender que no tienen ningún problema ni tampoco te va a cambiar la vida.

–       ¿Qué preguntas insólitas te hicieron los franquiciados?

Hablamos mucho con los franquiciados. Temas que abarcan desde una lamparita hasta cómo vender y cómo cambiar la pila a un vibrador. Tenemos todo bien detallado en el manual de procedimientos para resolver cualquier duda.

–       ¿Cuál fue la peor experiencia que viviste con un franquiciado?

Nosotros en febrero trabajamos mucho por el día de los enamorados y porque la gente está de vacaciones y más relajada. Entonces se presentó en esa época una persona que quería abrir un local en 10 días como mucho. Hicimos nuestro máximo esfuerzo y lo abrimos antes del 14 de febrero. Se inauguró el 10 de ese mes y cerró el 30 de abril. Si se busca por internet todavía aparece como si estuviera funcionando.

–       ¿Cuál fue el error?

Fue una cuestión de ansiedad y de no haber escuchado. Cuando vienen interesados por una franquicia tienen que confiar en toda nuestra experiencia. Mi negocio es que su negocio funcione. Yo creo que tendría que haber esperado porque el local estaba funcionando y vendiendo bien.

–       ¿Cuánto tiempo calculan de recupero de inversión?

En este local está comprobado por manual que es entre 7 y 8  meses. Es un tiempo bastante corto.

–       ¿Cuál es la inversión inicial y la facturación de KISME?

En este momento son 450 mil pesos sin el local incluido y la facturación anual es de 1 millón y medio de pesos o tal vez un poco más.

–       ¿Se puede tratar de un modelo de autoempleo?

No necesariamente. Hay locales que trabajan con un solo empleado y con nuestra sistema de gestión funcionan perfectamente. Está todo automatizado. Desde la reposición hasta la rotación de mercadería, el stock mínimo, estabilidad y costo.

–       ¿Cuáles son las tres ventajas tu negocio?

Primero el posicionamiento ya que estamos hace mucho tiempo en el mercado.
La variedadde productos y también el asesoramiento y la atención.

Nosotros tratamos de entablar una relación con cada uno de nuestros clientes sin ser invasivo. Cuidamos mucho la intimidad y la identidad de cada uno de nuestros clientes y se sienten conformes y entendidos.

Yo tengo clientes de hace muchos años. De hecho tengo un cliente que vive en la esquina de mi casa al que le he llevado mercadería y no sabe que soy el dueño.

–       ¿Cuál es el porcentaje de clientes fidelizados con la marca y cuál el de los clientes que compran y se van?

Es un rubro en el que es complicado tener clientes fidelizados pero los hay. La relación el 40 a 60 por ciento. Hay gente que compra un producto para divertirse en una situación especial y nunca más pero también está el cliente al que no tenemos nada nuevo que venderle.

–       ¿Cómo se manejan con el marketing?

Apuntamos a abarcar todos los canales que se puedan. Las cosas están cambiando día a día y ahora se usa mucho internet. Nosotros pautamos y vendemos en todas las plataformas que se pueda.

–       ¿Cómo manejás el tema del e-commerce y las franquicias?

Lo que ofrecemos es la franquicia como negocio físico no el e-commerce. Se puede llegar a una franquicia completa pero tenemos que trabajar la forma. Tenemos una página muy completa que nos llevó mucho tiempo posicionarla y lleva mucho mantenerla. Tuvimos alguna franquicia de e-commerce pero fue difícil mantenerla entonces por el momento decidimos franquiciar solo tiendas físicas.

–       ¿Cuál es el producto más vendido?

Los vibradores y los anillos que son para usar en pareja. Hay muchos productos. Tenemos un catálogo con 3500 opciones. Los disfraces y la cosmética íntima también se venden pero los juguetes son el fuerte nuestro.

La lencería ha bajado bastante porque hoy en día se consigue prácticamente en todos lados. Estos fue un fenómeno mundial.

–       ¿Cómo es el mercado del sex shop en Argentina?

El mercado está creciendo y es relativamente grande. Crece porque hoy la gente que quiere invertir sabe que esto es un producto que no es perecedero y no pasa de moda.

Hoy hay locales en casi todo el país. Hay lugares en los que prácticamente no tiene sentido pero la gente lo quiere abrir y en 15 metros encontrás 3 sex shop y funcionan los 3.

ESCUCHÁ EL PODCAST COMPLETO

FRANQUICIAS QUE INSPIRAN, un formato multiplataforma conducido por Gonzalo Otálora, donde se difunden oportunidades de negocios para inversores, emprendedores y comerciantes.  📣🎙️📹 Todos los Martes, 21 hs. RADIO LED ONLINE
Advertisement