Durante el 2001, el número de desempleo y de fábricas cerradas creció considerablemente. Pablo Furnari, titular de “Primera Exportación”, cuenta cómo, a partir la crisis, descubrió que, capacitando gratuitamente a pymes, empresarios y franquiciantes para que pudieran exportar, aumentaría la productividad de las empresas.

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA

Advertisement

¿Cuál es el modelo de empresa que tienen y a la cual las pymes pueden acceder de forma gratuita para exportar?

Primera Exportación es un programa que surgió en un año muy particular como el 2001, un año del cual ninguna pyme se puede olvidar. Una época muy complicada para el sector empresarial. A partir de ahí surgió la idea de crear un modelo en el cual un empresario con recursos limitados pudiera recibir un asesoramiento de primer nivel sin pagar nada. Así desarrollamos el proyecto “Primera exportación” en el cual buscábamos capacitar y asesorar gratuitamente a pymes y emprendedores a través del aporte de multinacionales. Las grandes empresas que querían desarrollar algo como aporte social, empezaron a hacerlo en aquel año para que las más pequeñas pudieran lograr su primera exportación y así poder internacionalizar su negocio y generar empleo.

TE PUEDE INTERESAR ▶ Posta de Café: De abrir en recesión a exportar a España

¿Cuál es el déficit que tiene el empresario pyme o el emprendedor que lo lleva a no exportar, a no tomar la decisión de hacerlo o a hacerlo mal?

Son varios puntos, con los años se va detectando que sucede en determinada época. A veces pasa que el empresario se acuerda de exportar cuando le va mal en el mercado interno, aunque naturalmente hay que exportar e invertir, a muchos los toma de sorpresa o con los presupuestos acotados.

Desde otro punto, también, se detecta que hay muchos actores dentro del comercio internacional que ofrecen cosas que no están del todo claras y, a veces, el pyme, que se tiene que abocar a hacer su propio negocio, cree que un determinado organismo o institución da un servicio y no es real. Ahí hay una sobreabundancia de información que el empresario no termina de tamizar para saber con qué quedarse.

TE PUEDE INTERESAR ▶ Cómo exportar una franquicia

Un tema aparte es el tipo de cambio, saber si somos competitivos o no, si sube o si baja. Nosotros sacamos a flote a un empresario en plena crisis del 2001, lo único que él necesitaba era capacitarse, formarse y ordenarse.

¿En qué los capacitas?

Son varios los temas, arrancan desde como iniciar en las exportaciones y sus cuestiones básicas. En lo que hacemos mucho énfasis es en la situación interna de la empresa, es decir, cómo se arma el equipo de trabajo, cómo se llevan a cabo los costos, cómo se manejan con las redes sociales. Nosotros nos enfocamos en las cosas que los empresarios no pueden encontrar en un libro o en Internet, porque las variables que tienen que ver con el managment, y con la gestión de su propio negocio, tienen que estar claras y en orden.

En la vorágine de ser pyme argentino uno tiene tantas cosas en la cabeza que, a veces, necesita de alguien que lo ayude a organizarse. Hay que pensar que el dueño de una pyme tiene que pagar sueldos, negociar con proveedores, ver que su producto llegue en tiempo y forma a destino, exportar, ver nuevos productos.

¿Hay empresas a las que les sugerís que no exporten?

Si, totalmente. Cuando veo que no están preparados. Sería fácil decirle a todo el mundo que puede. No queremos dejarle un mensaje negativo, sino que entiendan que pueden pero que deben corregir ciertos aspectos antes de lanzarse a exportar.

¿Dónde te pueden ubicar?

Nuestra web es www.primeraexportacion.com Ahí está todo lo que hacemos y nuestra agenda de capacitación en todo el país y en el exterior. De hecho ya lanzamos la convocatoria de la edición 15º de la beca a Barcelona.

ESCUCHÁ EL PODCAST COMPLETO

FRANQUICIAS QUE INSPIRAN, un formato multiplataforma conducido por Gonzalo Otalora, donde se difunden oportunidades de negocios para inversores, emprendedores y comerciantes.  📣🎙️📹 Todos los Martes, 21 hs. RADIO LED ONLINE
Advertisement